Trabajar de forma más inteligente, mejorar continuamente, aumentar las aptitudes

10 de diciembre de 2015

Las minas Boliden Tara no tienen dudas acerca del impacto positivo que puede tener la formación sistemática de operarios de equipos y personal de mantenimiento sobre la eficiencia. Tanto es así, que la formación se ha convertido en un elemento fundamental de su estrategia empresarial.

Las minas Tara de Boliden en Navan (Irlanda) llevan produciendo plomo y zinc desde hace casi 40 años, y en los últimos tiempos han experimentado muchos de los retos clásicos de una mina antigua subterránea que se hace más profunda. Cuando se dieron cuenta de que era necesario adaptar sus operaciones para hacer frente a estos retos, el equipo directivo tomó dos grandes decisiones estratégicas. El primer paso fue reestructurar la organización hacia el concepto de "una mina", en lugar del concepto anterior de tres zonas, cada una con sus propios equipos de minería. La segunda fue intensificar su programa de formación de personal con el fin de mejorar las aptitudes, trabajar de forma más inteligente y establecer un clima de mejora continua. Atlas Copco, que abastece a las minas Tara de Boliden con equipos de minería, fue elegido también para ayudar en el desarrollo de los programas de formación de la mina. Mike Lowther, Director de minería, afirma que la nueva dirección es esencial para maximizar la eficiencia y la flexibilidad. "Mientras más profundizamos la mina, más difícil se hacía la logística", nos cuenta. "No podemos hacer nada con los tipos de cambio, los precios de los metales o las leyes de los yacimientos, pero podemos controlar la eficiencia de nuestra minería y nuestros costes. La mineralización solo será mineral si las operaciones mineras son rentables: para poder obtener minerales, la mina tiene que ser económicamente viable".

“Mientras más profundizamos en la mina, más difícil se hacía la logística”

Mike Lowther, Manager of Mining Boliden Tara Mines

El objetivo: la capacitación cruzada

A lo largo de los años, el personal directivo de la mina ha subrayado la importancia de mejorar las habilidades y ha trabajado estrechamente con los sindicatos mineros locales para lograrlo. Este trabajo ha pasado a una fase más intensa, ya que un creciente grupo de operarios y personal de mantenimiento con capacitación cruzada está participando en el programa de formación con simuladores de equipos de perforación de Atlas Copco. La capacitación cruzada se centra en la formación de los mineros para que puedan operar grupos de máquinas con funciones similares, como los equipos de bulonado y perforación de producción subterránea de Atlas Copco. El primer programa de capacitación tuvo lugar en 2013 y fue un éxito inmediato. El segundo se celebró a comienzos de este año y sus resultados parecen tener incluso un mayor impacto en las operaciones. En la preparación del curso de 2015, la mina y Atlas Copco formaron un gran equipo de proyecto, liderado por Seán Gilmore, Coordinador de formación de las minas Tara de Boliden, que contaba con la asistencia de Damien Healy, Jefe de servicio de Atlas Copco en Irlanda. Gilmore asumió el papel decisivo en la planificación de la formación con simulador, asegurándose de que todos los preparativos se llevaran a cabo antes de la entrega del simulador. También se recibió un gran respaldo de los departamentos de electricidad y IT de la mina. A solo cuatro semanas de realizar la implementación, había mucho trabajo que realizar. Todos los alumnos tenían que estar registrados en el sistema y el software de formación del simulador, había que configurar cuentas de correo electrónico para la formación, se debía preparar el área de formación en superficie y, lo más importante, la programación tenía que coordinarse con el cuadrante de turnos de la mina y ajustarse con las vacaciones y los cambios de turno de los alumnos; el objetivo era lograr 24 maestros de taller y 24 operarios de equipos de perforación cualificados y con capacitación cruzada. Participaron un total de 56 personas, lo que supuso un aumento de 32 con respecto a 2013. Cuando estuvo preparado el programa, Mike Hall, que era Jefe de turnos de la mina, fue nombrado Encargado de control para el proyecto de 2015. El papel de Hall era asegurar que las evaluaciones de riesgos se completaran para la preparación e instalación del simulador en mina, comunicar a los estudiantes la programación y servir de enlace con el formador de Atlas Copco. El programa incluía una formación introductoria basada en ordenador y formación del operario en el simulador, dependiendo del nivel del aprendiz. Los aprendices con amplia experiencia con el grupo de máquinas de perforación aprovecharon la oportunidad para mejorar sus conocimientos, mientras que los operarios en las primeras etapas de capacitación cruzada pudieron entender el funcionamiento de los equipos en los programas informáticos. La formación basada en ordenador abarcó los siguientes cinco módulos, cada uno con diez categorías: • Perforación subterránea • Mecánica de rocas • Perforación de barrenos •Herramientas de perforación de rocas • Mantenimiento y revisión. En cada fase había que obtener una puntuación del 80 % para aprobar y avanzar en la formación. Los aprendices pasaban de tres a cuatro horas estudiando temas como huecos, grietas, dureza de la roca, etc., así como problemas comunes relacionados con la mecánica de rocas, rotación, empuje e impacto. También aprendieron cómo los instrumentos reaccionan ante el cambio de mecánica de rocas y, a su vez, cómo el esfuerzo afecta al equipo. Como un operario comentó: "Ha sido muy interesante y relevante aprender los conceptos básicos de herramientas para perforación de rocas y por qué y cuándo se utilizan los diferentes equipos".