Reducción de los costes de combustible en Queensland

El contratista DDQ de Queensland (Australia) ha reducido drásticamente los costes de combustible desde que incorporó un nuevo equipo de perforación rotativa Atlas Copco Pit Viper 235 a su flota. El secreto está en el embrague.

Nigel De Veth, propietario de DDQ, está encantado con los ahorros de combustible y otras ventajas de la Pit Viper 235.

Aproximadamente 75000 dólares en tres meses. 1000 litros cada 24 horas. Medio millón de dólares por año... este es el tipo de ahorros que está experimentando el contratista de minería australiano Deveth Drilling Queensland (DDQ) tras incorporar un nuevo equipo de perforación a su flota. DDQ se beneficia de la economía de primera clase que ofrece el equipo de perforación rotativa Pit Viper 235 de Atlas Copco, y traslada esos ahorros a su clientes, la New Hope Corporation y su mina de carbón New Acland. Nigel De Veth, propietario y fundador de DDQ, explica: “Solo en los tres primeros meses ahorramos 75000 dólares australianos en combustible, y eso fue durante el período de prueba, cuando estábamos adaptando la máquina al trabajo. La capacidad de ahorro es de 1000 litros cada 24 horas, de manera que hablamos de cerca de medio millón de dólares al año”. El bajo consumo de combustible fue un factor decisivo para que la compañía comprase la PV-235. De Veth añade: “Estamos obteniendo entre 50 y 55 litros por hora con este equipo y lo que más contribuye es la tecnología de embrague hidráulico del compresor”.

Economía pulsando un botón

El embrague hidráulico automático (patente en tramitación) es una extraordinaria característica de este equipo de perforación rotativa con accionamiento hidráulico que puede configurarse para realizar diversas operaciones de perforación rotativa y con martillo en fondo. “Con la PV-235 no se recibe aire si no se solicita. Si se necesita aire para perforar, al pulsar el botón se conecta el embrague y el compresor se pone en marcha. Así pues, el compresor solo funciona cuando se necesita”, explica De Veth. “Atlas Copco ha sustituido todos las engrasadoras de barras y engrasadoras de aire por bombas eléctricas que no dependen del aire. No hay nada en la máquina que dependa del aire, excepto la broca”. DDQ lleva operando la mina de carbón New Acland desde hace cuatro años e introdujo allí la PV-235 en febrero de 2012, perforando principalmente barrenos de 229 mm de diámetro hasta una profundidad de 50 m. “Lo mejor que hemos perforado hasta ahora es cerca de 1200 metros en 10 horas y pienso que vamos a hacerlo todavía mucho mejor”, afirma De Veth. “Los muchachos acaban de acostumbrarse al equipo y ya estamos obteniendo resultados. Con esta máquina posiblemente logremos 10 metros más por hora”.

La clave para el eficiente funcionamiento del compresor y de otras funciones del equipo de alta tecnología se encuentra en el sistema de control RCS (Rig Control System) de Atlas Copco. Este sistema también facilita el desplazamiento por control remoto sin cables, la nivelación automática, la perforación automática y la navegación por GPS. Otros factores que refuerzan la confianza de De Veth en la Pit Viper son su capacidad de perforación Single-Pass. “Poder perforar un solo barreno limpio de 12,2 m con la primera barra ha supuesto una gran ventaja para nosotros en algunas voladuras entre líneas de menor resistencia”, explica. “El nuevo sistema de desconexión de la máquina es increíble, es lo mejor que hemos visto hasta ahora. El equipo es mucho más rápido y fácil de manejar”. Pero hay otra importante ventaja, añade De Veth. “Los operadores no se cansan. Todo es fácil y accesible desde el asiento, de manera que sales de la máquina fresco y despierto. Y eso es muy importante en el relevo de noche”. Además de la PV-235, la flota cuenta con dos DM25, una DML HP y dos unidades PV-275 más grandes entregadas en 2013. Atlas Copco ha suministrado más de una docena de equipos Pit Viper a clientes de Queensland, y todos cuentan con el sistema de control informatizado RCS.